Última mirada. . .


Nubes pasajeras cubrían una parte del estrecho cielo que desde su ventana podía divisar. Una paloma en arrumacos con su par, casi tapó todo el rectángulo. Desde su camastro, cerró los ojos, recordó a Mariela y echó a volar.


2012



Comentarios

  1. Espectacular el Micro Millz. Los recuerdos son palomas que se sueltan ansiando un cielo amplio, pero a veces se quedan en lo exiguo. Gracias por compartirlo. Un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Mi agradecimiento por tu conexión.

Entradas populares de este blog

Rosas

Enamorándonos

Rumbo al Sur