Jacarandaes


Micros motivados con la palabra: Jacarandá




Ha terminado noviembre y casi no quedan flores azules de jacarandá* en las calles y veredas de mi ciudad.


Me gusta caminar a la siesta cuando no hay nadie que pase, para zambullirme, sola, en el mar azul-índigo-liláceo de las flores del jacarandá.

Las flores del jacarandá son celestes, algunas pueden verse casi azules y otras casi lilas, como un colchón en las veredas y jardines.

Me traen recuerdos de la adolescencia, cuando al amparo de su sombra, entre fábulas y esperanzas, jugábamos a ser grandes, junto al jacarandá del patio de la escuela.

Son hermosas las calles de mi ciudad vestidas de azul en octubre y noviembre con su tinte azul primaveral del jacarandá, atrayendo los recuerdos.

Hoy me siento tan joven como ayer cuando veo en la vereda del colegio secundario, otro jacarandá, añoso, de grueso tronco oscuro, cubriendo con su lluvia azul-celeste, la calle y la gente.Y pienso en la belleza de este árbol, duradera, imperturbable, tanto como la del recuerdo del primer beso recibido bajo su copa.

2011




*El jacarandá es un hermoso ejemplar autóctono, muy utilizado como árbol ornamental
en el arbolado urbano. Etimológicamente su nombre viene de la lengua tupí, pueblo que pobló Brasil; Paraguay y noreste de nuestro país y significa:"Fragante".El jacarandá es un árbol de follaje caduco o semi-caduco, de gran porte y resistencia, copa ancha y ramificada y vistosa floración.



Comentarios

  1. Hermoso paisaje urbano y humano pintas con el color del jacarandá, Millz. Aquí, en mi ciudad, también hay algunos ejemplares bellos de este inmenso árbol y tengo recuerdos de niño cuando solía juntarme con amigos a tocar la guitarra y cantar debajo de un gigante de estos. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Donde yo viví mi adolescencia también había un hermoso paseo de jacarandas lilas, de hecho tengo algunas fotos, son preciosas, me saben a bellas nostalgias y otras no tan bellas...tienen un inconveniente, y es que debes de andar con mucho cuidado, porqué si las pisas, corres el riesgo de salir patinando.Pero te felicito por esta entrada porque en verdad que estos árboles son románticos y bellos.Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen por tus palabras, por recordarme "la patinada" que sí la conozco, ja, ja, y por compartir con mis recuerdos poblados de este color azul lavanda tan bonito. Un abrazo.

      Eliminar
    2. Gracias Eduardo por tus palabras. Los jacarandaes, amigo, nos han movilizado los recuerdos. Un abrazo.

      Eliminar
  3. No sabía que este árbol se llamase jacarandá y realmente es muy bello ¿sabes que el azul es mi color preferido?...
    Gracias Zunilda y besotes linda,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto, Ross, ese color es precioso, te da paz, te sientes en armonía. Gracias por estar en esta otra casa mía. Recibe pues, un abrazo azul.

      Eliminar
  4. hola zm,
    vengo a traerte una dulce sonrisa y un fuerte abrazo después de largo tiempo de ausencia cobijándome con tus preciosas fotografías de color lavendel.

    Siempre pensando en ti
    Rebecca^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rebec, si supieras que hace días que pienso en ti y me digo, tengo que ir al mundo azul de mi amiga Rebecca y por una cosa u otra se me ha quedado la voluntad atrapada. Un abrazo fuerte y tierno para ti.

      Eliminar
  5. Amo los Jacarandaes aqui hay muchos en muchas calles,bello escrito,cariños

    ResponderEliminar
  6. Gracias Fiaris. Sabía que te gustaban. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Es un placer pasar por este cálido lugar....
    El Jacarandá es bellísimo....siempre que veo alguno..me quedo mirándolo....es un deleite para los ojos!!!

    Me gusta mucho como relatas....

    Un fuerte abrazo.

    Silvia Cristina

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Mi agradecimiento por tu conexión.

Entradas populares de este blog

Rosas

Rumbo al Sur

Enamorándonos