Sin soñar un Poema. Sin conocer un lugar. Sin admirar una pintura

Del Poema "Alma venturosa"

“Al promediar la tarde de aquel día,

cuando iba mi habitual adiós a darte,

fue una vaga congoja de dejarte

lo que me hizo saber que te quería.”

De Leopoldo Lugones (1874-1938)

Poeta argentino

Aviso de "Un Cambio"

A partir de 2017, los Microrrelatos o Mini cuentos dejarán de ser una expresión en este Blog y, junto con los poemas brevísimos, también hijos de mi pluma, formarán parte de otro proyecto. Espero poder concretarlo.

Como hojas al viento

Las entradas de este Blog se publican en 2017, cada martes a la medianoche, desde la República Argentina.

Coordenadas 31°4000S 64°2600O

martes, septiembre 29, 2015

/

Hoy es martes de luna llena

¡Buenas noches!

Martina

En pocos minutos, el recinto se llenó de un humo gris que parecía brotar de cada rincón del cubículo. Los ojos apesadumbrados de Jacobo, ya casi no distinguían nada, sólo formas girando a su alrededor. Las botellas descorchadas y vacías se mecían en el piso entablonado. No podía respirar. Terminó cayendo de bruces. En la mañana siguiente, dos bomberos robustos lo encontrarían casi muerto de asfixia, en medio del derrumbe.
Pero, ¿Qué diablos estaba sucediendo? ¿Y Martina, por qué le hacía eso. . .? Serían esas preguntas, los últimos pensamientos  que recordaría después de tres meses en coma, cuando despertó con una exhalación perturbadora, en aquella sala blanca tan distinta a su última morada. “Qué tipo raro, éste” había observado, uno de los servidores: “Mira que meterse en la cripta para tomarse unos vinos a escondidas, y sólo por temor a la reprimenda de su esposa.”

2014
¡Dulces sueños!

sábado, septiembre 26, 2015

/


Había prácticamente escapado del departamento tras dar un portazo haciendo temblar la puerta de entrada en señal de desaprobación.

Caminó un poco apurada y pronto llegó a la plaza no tan distante de su hogar. “Este es mi refugio”, pensó entre sollozos contenidos. La humedad fresca brotaba de los canteros recién regados, repletos de coloridas petunias. La sombra del nogal se proyectaba en el sendero de lajas con abundancia. Se sentó en el banco de madera donde siempre acostumbraba a hacerlo y cerró los ojos un poco arrepentida de su actitud. Sin abrirlos percibió una presencia que se sentó a su lado. Supo enseguida que se trataba de su padre quien la tomaba de su mano con ternura. Ella sólo atinó a acurrucarse sobre su pecho. El hombre la abrazó y tuvieron una larga charla, profunda y sin intervenciones. A esa hora la plaza era poco transitada, el sol se ponía. La manzana verde en un atardecer temprano de invierno les sirvió de marco perfecto. Sandra era la mayor de tres hermanas. Después de la inesperada muerte de su madre las responsabilidades le habían caído sobre sus espaldas hasta convertirse en parte irrenunciable de su joven vida. Ahora que su padre le planteaba su necesidad de volver a casarse, el mundo se le derrumbaba. Volvieron a casa tomados de la mano, como cuando ella era una niña. En el rostro del hombre alumbraba una sonrisa.

2015


sábado, septiembre 19, 2015

/

Aquel hombre común a quien muchas personas visitaban los sábados en su humilde casita de las afueras del pueblo para pedir su consejo, tenía la costumbre de iniciar su discurso con una larga lista de interrogantes que el consultante debería  responder.
No ostentaba título alguno, era un autodidacta.
El hombre había iniciado el día con la visita de una mujer joven quien se encontraba afligida y disgustada sin aparente razón.
Pretendiendo hacerle ver que su estado emocional podía cambiar, le hizo varias preguntas.
¿Has visto la paloma torcaza cómo construye su precario nido? ¿Y los guacamayos cómo se besan con sus piquitos curvos? ¿Sabías que tienen una sola pareja toda su vida? ¿Te has detenido a ver el sol, cuando amanece o la luna brillante cuando es llena? ¿Te ha emocionado saber del nacimiento de un niño? ¿Has notado el aura de una persona radiante de luz y en otra la has percibido gris y opaca? ¿Te has interrogado por el cosmos y has escudriñado las estrellas, buscando alguna? ¿Has llorado de risa cuando te contaron un chiste? ¿Has ayudado a cruzar la calle a alguien? ¿Te has emocionado escuchando una música que habla de tu tierra o de la historia de tu pueblo? ¿Te has sentido en una nube al recibir un beso de quien lo anhelabas? ¿Te has deleitado con el calorcito de una estufa, leyendo un libro que te gusta en tardes de invierno?

Las respuestas de la joven fueron en su mayoría afirmativas,  lo que motivó al hombre a decir: Entonces, conoces la vida en su costado de luz. ¿Para qué te preocupas, pues, por el lado oscuro?

2015


sábado, septiembre 12, 2015

/

Arriba, en lo alto del precipicio, la silueta de un hombre dimensionaba las manifestaciones pétreas de la evolución.
Más allá todavía, un cielo azul-celeste límpido, donde brillaba el sol.
Abajo, un cauce sinuoso cubierto de arenas oscuras, otrora rocas de lava perdidas en el fantasmal desierto, transportando un hilo de aguas claras.
De vez en cuando, un árbol flacucho clamaba por lluvia y más allá las variantes de cactus agradecidas con nuestra estrella vital.
Desde el valle angosto sobreviviente a las paredes del cañón que llevaba el nombre del río, el encargado de plasmar el contexto natural en su lienzo, no dejaba de contemplar el paisaje. Todas las tardes se apostaba en el lugar elegido y miraba, aguzando su vista, el borde superior de la mole de roca. Tenía paciencia y convicción no obstante que a su edad ya podría haber perdido tales virtudes. Sobre su cabeza, un sombrero viejo de paja, a su frente, un caballete gastado de tiempo, sosteniendo el lienzo arrugado, y en su mano, su pincel de cerdas secas.

Todos los días, esperaba lo mismo: que aquel hombre en la cima de la montaña tomara la decisión y por fin volara.

2015


sábado, septiembre 05, 2015

/

Desde el gran ventanal, la joven mujer de manos nerviosas miraba el sol morir en el límite rojo del mar. Algunas luces próximas a la costa, la distraían. Recordaba a Manuel Palomino, ese hombre maduro, tan gentil, tan educado, tan ensimismado con su profesión de práctico en el mar. Ningún buque de carga, menos un crucero turístico, podría amarrar, si Manuel no daba las indicaciones necesarias para entrar al puerto. Compartiendo avistajes apasionados en esa inmensa bahía de aguas turquesas, se había enamorado de él. Sólo las ballenas que venían desde muy lejos para aparearse o a parir sus crías, eran testigos del romance impensado, surgido a pesar de la diferencia de edades entre ambos. Varios meses habían transcurridos desde que el práctico partiera dejando una promesa en oídos de ella. La ausencia le restaba fuerzas para sostenerse en la espera.
La noche avanzaba oscura como tantas otras, cuando de pronto, una luz potente iluminó el cielo. En realidad, eran tres luces hechas una, que proviniendo de la negrura, cruzaron el éter ahogándose en el mar dormido. “Buen anuncio, Magdalena” dijo su madre y le dio la bendición de las buenas noches.
El diario local de la mañana siguiente distribuiría la noticia de un hecho nunca visto en la zona: Tres estrellas fugaces habían caído en medio de la bahía. También, entre las notas importantes del día, daría la bienvenida al práctico del puerto, quien recuperado de una rara enfermedad, regresaba del exterior.

2015


No te duermas sin un cuento. . .by Zuni Moreno. Con la tecnología de Blogger.

Este Blog. . .


Un Blog de Cuentos

Un Blog de Poemas

Un Blog de Lugares

Un Blog de Pinturas

Por

Zuni Moreno

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Gentiles seguidores de Google+

Mi Propósito


La vida nos reúne en cualquier lugar y nos cuenta historias cotidianas.

Yo las he interpretado a través de los cuentos breves y los microrrelatos.

Y, a los sentimientos que fluyen de aquéllas, los he expresado en simples poemas.

Aquí, mi trabajo, para ustedes.

Zuni Moreno

Reconocimiento II


Todas las pinturas que acompañarán las entradas de "No te duermas sin un cuento", durante 2017 pertenecen a uno de los pintores argentinos más reconocido a nivel nacional e internacional, no sólo por la calidad de sus obras sino además por su particular temática: Benito Quinquela Martín (1890-1977)

Barcos de Quinquela Martín

Barcos de Quinquela Martín

De QM

De QM

De QM

De QM

Reconocimiento I


Todas las pinturas que acompañan las entradas de "No te duermas sin un cuento" pertenecen a uno de los artistas rusos contemporáneos más admirado: Vladimir Volegov.

Este pintor nos acompañará durante el año 2016.

Mujeres de Volegov

Mujeres de Volegov

Un regalo

No te duermas. . .

Candela por la Paz

Candela por la Paz

Quien escribe

Quien escribe
Zuni Moreno

Conjunción


Las fotografías que ilustran este Blog, son de mi cámara.

Los cuentos y poemas, de mi pluma.


Capturando la vida

Capturando la vida
Mi cámara y Yo

Pensamiento en rosa


"He mirado las rosas y me he acordado de ti"

Juan Ramón Jiménez,

escritor y poeta español, (1881-1958)


Rosas, rosas

Rosas, rosas
Rosas de Vladimir Volegov

Poemas en flor


Este Blog trae al lector también poemas y, como un árbol en flor, supone la siembra y anuncia la cosecha, mientras se deshoja la vida.

Escribiendo con el pensamiento desde el alma

Pintando la vida

Antigua como la humanidad misma, la Pintura, responde a un impulso innato en el hombre de comunicación.

Recogiendo los frutos

Recogiendo los frutos
Tres de mis poemas y un cuento obtuvieron el 17-11-2012, el 3er. Premio en el Concurso Internacional,"Elegidos 2012" organizado por El Instituto Cultural Latinoamericano, de Junín, Provincia de Buenos Aires, Argentina.

Google+

Todos

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

Fidelidad

Un perfume

Un perfume
Volegov

Mi otro Mundo

Una verdad

«Los libros son los únicos confesores de los hombres»

David Mateo

Licencia

Lo propio

Safe Creative #1006060192043

Derechos

Safe Creative #Zunilda Moreno
Safe Creative

Registro

IBSN registrado
Blog: No te duermas sin un cuento. . .
URL: http://miscuentosmimundo.blogspot.com
IBSN: 09-06-2010-14

Números en este Blog

Un colectivo acogedor