En plena Patagonia argentina




















Mi inspiración:

Camino de los petroleros

A lo lejos, en las nubes,
 Que parecen tocar el suelo,
En penachos blancos
De la Cordillera
Que diluvian en nieve
Y hacen inmensa
La soledad que siento,
Añelo quedó atrás,
Tras el gris pavimento.

Y sin embargo,
Hoy intento el desafío
 De llegar a Chos-Malal
Por este agreste camino
Dudoso de transitar,
Que llaman “De los petroleros”.
Porque son ellos los dueños,
Porque sólo ellos lo surcan,
En sus camionetas blancas,
Empolvando la geografía
Con la señal del progreso.

El rojo camino de ripio
Me lleva  por  paisajes fríos,
 Por terrazas carcomidas
 De formas desconocidas.
Tierra roja, piedras negras,
Surgidas de sus entrañas,
En lenguas de fuego y lava.

La dura y silenciosa belleza
En el horizonte se extiende,
Mientras me acerco al poniente
En la trayectoria que se nutre
De cielo, roca, y un sol que huye.

Lago y río ponen un tinte celeste
Cortando el retrato en sepia
De un atardecer cercano
Que descansa en la meseta.

Y anunciando su fin el camino
De latitudes desconocidas
 Lo veo empalmar con  sigilo
En la desierta quietud neuquina,
Con la vieja carretera
Que me devuelve la calma
De un deslizar tranquilo.


2013




Lugares que inspiran    Letras que nacen

Comentarios

Entradas populares de este blog

Rosas

Rumbo al Sur

Enamorándonos