Final

Martín Carrique




Nada brillaba,
En la otoñal serranía,
Que a paso ágil descubría,
La alfombra dorada
En el camino a tu casa.
Y leños rojizos
Crepitando cansinos,
En el cálido hogar
Que abrigó nuestro nido.
Nada brillaba,
En el cielo plomizo
Que forzaba la entrada
Hacia un claro destino.


2014



Comentarios

Publicar un comentario

Mi agradecimiento por tu conexión.

Entradas populares de este blog

Rosas

Enamorándonos

Rumbo al Sur