Novedad

Llovía y él estaba solo, estudiando. Un suave golpe en la puerta lo alarmó. Era ella que regresaba a hora inesperada. En su mano traía un papel. Se lo entregó casi llorando. Después de leerlo, el joven preparó dos copas de buen Merlot (era el varietal preferido de ambos). Brindaron y se abrazaron. Nacería en marzo. La felicidad los embargó.

Este micro participó en el “IV Concurso de Micro-relatos y Reflexiones Felices Martín Berdugo” (mayo de 2011)


Comentarios

  1. No todas las lluvias arrastran tristezas, ni todas las lágrimas provienen del dolor. A veces los imprevistos llevan a levantar las copas de la alegría desbordante.
    Un gusto leerte, Millz
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. qué precioso, muy tierno.

    un abrazo fuerte, querida amiga, que sigas disfrutando tu viaje!!!

    ResponderEliminar
  3. Un momento que quedará petrificado en la memoria retratado en unas bellas palabras.

    Salúd.

    ResponderEliminar
  4. ¡Que conmovedor relato!¡Cuánta felicidad encierras allí! Te felicito,amiga.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Buen motivo para el festejo, sin duda. Lindo y tierno relato Millz. Eso es escribir la vida. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Flying all the way just to see you and say hello...and wish you all the best for this new week. Great post! Visit me too. Good night, wonderful dreams…
    Greeting for you from Rio de Janeiro/Brasil

    ResponderEliminar
  7. Me alegro para ellos y el niño que haya sido una buena noticia.
    Un abrazo amiga Millz.

    ResponderEliminar
  8. Gracias mis queridos compañeros de este otro mundo en el que vivimos y nos conectamos, por vuestros aportes. hoy tengo buen Internet y en horas de la siesta,que no duermo, siendo el calor de la zona selvática abrumador, me vine a cumplir con Uds. Abrazos, abrazos.

    ResponderEliminar
  9. Corto e intenso...y con excelentes motivos para celebrarlo!
    Que tengas un buen fin de semana.
    Saludos.
    Ramón

    ResponderEliminar
  10. Gracias, Ramón, así es la vida, como tú lo describes:corta e intensa, cada vez más intensa. Un gusto tenerte por aquí.

    ResponderEliminar
  11. Me imagino ese feliz momento de anunciar la venida de un hijo.
    Zuni,necesitamos manos para Chaco, el dinero no sé si les llegaría.
    !Ay! todo es tan complicado, tan deshumanizado que me espanta.
    Los aborígenes son los primeros moradores de Argenyina y están en Ghetos como animales. Es incomprensible que nadie se atreva a mover un dedo para entre todos ayudarles.
    Te dejo un beso de ternura
    Sor.Cecilia ´

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cecilia: He recibido tu comentario sobre “El Chaco”, como nosotros decimos. Quiero aclararte que existen en el país muchas ONG que trabajan sostenidamente por los aborígenes con aportes personales, en ropa, alimentos, educación. Desde mi ciudad siempre parte un grupo voluntario que lleva nuestra contribución para los tobas y también, wichis. Y afecto. Amiga, si han sobrevivido al abandono y la marginación, es gracias al aporte privado. Pero eso evidentemente no alcanza y la mayor responsabilidad es de los gobiernos. El Chaco no es un problema extraño a nuestros intereses y si buscas bibliografía encontrarás que se trabaja en el tema aunque tal vez no lo suficiente. Por otra parte, si los aborígenes hubiesen sido reconocidos por la pesada herencia cultural europea que determinó políticas de exterminio en nuestros gobernantes, distinto hubiese sido su destino. Pertenecemos a un FENÓMENO CULTURAL LATINOAMERICANO, cuya historia es rica en atroces ejemplos. Gracias por tu interés.

      Eliminar
  12. Sí, sé que hay ONG, que están ayudando, pero el problema inicial no es cómo están hoy, si no las barbaridades que durante siglos han sufrido estos aborígenes con los colonizadores. Compraron sus tierras y también al pueblo, les dejaron sin voz y cada vez más hundidos en la miseria.
    Mi denuncia está en la raíz de problema y que aún hoy a pesar de la ayuda, que es privada,todos los gobiernos que han pasado , han hecho la vista no gorda, sino ciega.
    Estoy en verdad con pena y rabia.
    Gracias por tu información.
    Con ternura te dejo un beso
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La lucha continúa, te entiendo, Cecilia. Aquí nuestra alma está un poco curtida de tantos sinsabores con el tema. Un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Mi agradecimiento por tu conexión.

Entradas populares de este blog

Rosas

Enamorándonos

Homenaje a las flores V