Mirándonos



Como mariposas azules,
Como ellas, extrañas,
Tus miradas esquivas
El recinto rondaban.
El humeante café,
Una bruma creaba.
El pensamiento en caché
En espirales danzaba.
Y en la frágil estancia,
El tiempo no pasaba.
Encuentro casuales
Con tus ojos tuve,
En infinitos fractales
Que guardé en la nube.
Si vuelves mañana
Al Bar de los sueños,
Mariposas oscuras
Saldrán a tu encuentro,
Y si aceptas mi juego,
Entonces, quizá mi  artilugio
Surta su efecto.



2016


Comentarios

Entradas populares de este blog

Rosas

Enamorándonos

Homenaje a las flores V