21 de septiembre


Anastasia Woron

El estallido blanco
Del lánguido ciruelo.
El rosado claro
Del fuerte duraznero.
El incipiente verde
Del laborado campo.
Las máculas, empañando
El diáfano cielo.
La alfombra rosa
Del cerezo esbelto.
El ronronear ligero
De los primeros truenos.
Y esa energía vital
Que lo envuelve todo,
Cumple otra vez su ciclo
Delatando la sonrisa
De la vida al pasar.
De tu mano, Primavera
Como ráfaga y vendaval
Llega el amor a parir
En el alma, una quimera.

2011

Versión 2017



Comentarios

Publicar un comentario

Mi agradecimiento por tu conexión.

Entradas populares de este blog

Enamorándonos

Rosas

Homenaje a las flores V