Volver

“Sol errabundo, que te asomas en un lugar y te pierdes por otro, dónde estás. . .” se preguntaba la pasajera que acababa de alojarse en uno de los hoteles más recomendados de la ciudad. Había abandonado sobre la cama, su cartera y sus bolsos de equipaje.  Luego de tomar un baño reconfortante, se acomodó en el casi balcón orientado al SO  desde, con congoja por tantos años de ausencia, contempló sus orígenes.
“¿Dónde están Sol, los que te adoraron en el Cuzco* y más allá aún, centinelas de la Cordillera?, insistió con sus mudas preguntas.
“¿Dónde están, los que recorrieron el camino derramando su sangre en la montaña, para construir fuertes y regadíos?”, continuó, con nostalgia.
“¿Y la voz de la Madre Tierra clamando en las piedras que se llevó el viento, dónde se habrá refugiado?
En su viaje había reconocido los montículos en forma de pila piramidal hechos con piedras, generalmente cantos rodados de los ríos y arroyos que bajan de la Sierra de Ancasti,* mirando al cielo, por doquier, pidiendo a la Pachamama*, igual que en un ayer histórico.
La envergadura de las alas del cóndor que en defensa de su territorio, sobrevolaba el lugar, invadido por el autobús con turistas, no la sorprendió. La conocía bien, desde pequeña. Su abuela que había llegado atravesando los Valles Calchaquíes* para conocer su primera nieta, se quedó para cuidarla y cuidándola, le contó historias de sus antepasados, entre ellas la de un cóndor que se animó a comer en la mano de su abuelo.
Abandonó sus recuerdos y su mirada perdida en el tiempo se depositó en la Sierra de Ambato, para preguntarse una vez más: “¿Dónde están, aquéllos, los que tallaron la virgen morena que encontró un español, dicen, en 1618, tan cerca de aquí, en Choya* para convertirse en la Patrona de esta querida Provincia, la morena Virgen del Valle? ¿Quiénes habrían de tallarla en madera, con piel oscura pero con su cabello, nariz y ojos remedando a una hermosa española? Las respuestas no acudieron en su ayuda. Se ponía fresco y tuvo temor de pescar un resfrío. Se cubrió con una manta, tejida por mujeres artesanas, que adornaba un sillón de estilo barroco y volvió a la ventana. Ya atardecía.
Desde allí, como en un ritual extraño, continuó parada, observando la oscura muralla, cuyo filo tocaba el cielo. Las nubes grises y blancas de textura algodonal, descendían por los faldeos de la Sierra de Ambato. Amenazaba  lluvia en el valle, pero sólo la brisa del atardecer se hizo más fresca y no llovió. Las promesas transparentes de las nubes se evaporaron antes de tocar la tierra rasgada por la esperanza. El recuerdo del diaguita azotado por el encomendero de otras latitudes y el grito de la sangre convocando a sus antepasados, desbordaron sus ojos negros en dos gotas saladas que rodando por sus mejillas, cayeron y fueron absorbidas por el cactus de aquella maceta que adornaba el balcón. Cerró la ventana. Cerró una página de su vida. 
2011

Aclaración sobre algunas palabras:
Cuzco: es actualmente una ciudad del SE del Perú, ubicada sobre La Cordillera de los Andes. Fue la capital

del Imperio Inca y una de las ciudades más importantes del Virreinato del Perú.


Ancasti: Cordón montañoso, ubicado en la Provincia argentina de Catamarca. En quechua,
significa “Nido de Águilas”
Pachamama: Es una divinidad de los pueblos autóctonos de La Cordillera de los Andes y proviene del aymara y quechua: Pacha que significa Tierra y mama que significa: Madre. En tiempos modernos y más en los últimos años el vocablo Pachamama en acepción amplia, significa: Mundo, Planeta.

Valles Calchaquíes: Sistema de valles y montañas del NO argentino, de gran belleza que se extienden de N a S en las Provincias de Salta, Tucumán y Catamarca. Lleva el nombre de una de las naciones aborígenes de raíz diaguita.

Choya: localidad del departamento Andalgalá, en la provincia de Catamarca, Argentina, próxima a su Capital.


Comentarios

  1. muy lindo cuento combinando el ayer y el hoy, gracias virginia

    ResponderEliminar
  2. muy lindo cuento combinando el ayer y el hoy, gracias virginia

    ResponderEliminar
  3. Virgi, me alegro que te haya gustado. Un gusto para mí que te hayas acercado a este rincón de mi casa. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias amiga por el premio,ya lo he llevado a mi blog. Que tengas una linda semana. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Triste, melancólica y nostálgica evocación de recuerdos, pero me gusto mucho. Cuando visito mi pueblo natal, me siento igual y me hago muchas preguntas mudas que quedan sin respuestas; cuando busco lo que había y ya no está.Agradable breve relato estimada Zuni.

    Abrazos desde El Portal Bohemio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Chogui por tus sentimientos. . . Un abrazo, amigo

      Eliminar

Publicar un comentario

Mi agradecimiento por tu conexión.

Entradas populares de este blog

Rosas

Rumbo al Sur

Enamorándonos