La invitación


De la pintora inglesa Ginny Page


Cae la noche. Las luces iluminan la tenue oscuridad que avanza sobre las calles, los parques, los jardines. . .

En un punto de la ciudad, en un viejo pero mantenido edificio de pocos pisos, en un apartamento con terraza, ella disfruta de la noche a la luz de muchas velas que ha encendido con amor. La luna ausente pinta de negro el firmamento y resalta el arcoiris nocturno de las luminarias públicas y privadas. El neón de los carteles de las tiendas hace piruetas en sus cambios de colores. Las LED de las pantallas de noticias y anuncios parecen piedras preciosas reflejando su brillo.

Él ha llegado. El vino escarlata danza en las finas copas. Los platos delicados dan vida a la esmerada mesa, y el postre perfecto arranca sonrisas de placer. El espumante del cierre burbujea llenando de chispas líquidas el espacio entre las dos bocas.


Una blanca tibieza se apropia de las sábanas. La música que fluye tenue a través de los parlantes acerca la magia de sus acordes. El corazón se acelera y nace la imaginación. Los cuerpos se confunden en secretos de seda y percal. Vendaval de pasiones en la habitación. Secretos de amor en la noche eterna.


2017


Comentarios